Comités de represión

Diversionismo Ideologico

Diversionismo Ideológico
2006-11-15
Shelyn Rojas,

15 de noviembre de 2006. Nací en el año 67. Cuando entré a la ,
fui pionera. Aclaro que ha sido a lo único que he pertenecido en este
gobierno. Fuera del gusto por los rusos, los demás hábitos eran
catalogados como diversionismo ideológico.

En secundaria el idioma que tuve que estudiar para pasar de grados, fue
el ruso. Parte de la historia que impartían era protagonizada por la
Unión Soviética. Siempre me ha gustado leer, pero a diferencias,
prefería ir al cine y ver aquellas desgarradores películas que leer el
libro.

Una noche en el cine Charles Chaplin, estaban rodando la película la
Gran Guerra Patria. En la tercera parte de la película, después de más
de tres horas de filme, cuando miré a los alrededores, solo quedábamos
el grupo de nosotros. No pasábamos de diez estudiantes. Tuvimos que
verla hasta el final. Era tema de examen.

Recuerdo la moda de las zapatillas rusa y las matriushkas. La
venía en conservas desde aquel lejano país. Los TV eran rusos también,
marca “kpbim”. Para continuar viendo la programación, cuando la señal
distorsionaba, se arreglaban con un golpe.

Mi abuela, una anciana de 77 años, protestaba: “Los subtítulos de las
pocas películas americanas, apenas se pueden leer. Sin embargo estas
películas rusas, no necesito ponerme los espejuelos para leerla. No hay
quien las vea”. Todo era ruso. A los camaradas soviéticos los llamaban
“los bolos”.

Ante tanta bolada, la mayoría de la juventud creció escuchando rock and
roll y añorando emigrar hacia el norte.

A la caída del comunismo, se dejó de estudiar ruso. Los televisores
Pandas eran discutidos entre vecinos en reuniones de los Comité de
Defensa de la Revolución (CDR). Los kpbim quedaron obsoletos, ni con
golpes se arreglaban. Y de zapatos, ropa, comida y cine: nada.

El cubano tuvo que inventárselas para subsistir y llegar a lo que somos
ahora: Malos negociantes con Latinoamérica y China; los ahijados de Hugo
Chávez y padrinos de Evo Morales.

Me quedó la costumbre de no ver mucha TV. Prefiero escuchar música y
leer. En estos tiempos, las dos veces que me he sentado frente a la
pantalla, he visto el principio de una película china.

Tengo experiencias traumáticas e inolvidables. Pobre de esta generación.
Los veré estudiando chino, con las costumbres, ropas y comida en
conserva de allá. Empezamos con los artículos de cocina y la TV. Si no
se llega a una solución rápida, no se qué saldrá de esta juventud. Yo
los entiendo y los compadezco.

**********

Nota de Misceláneas de Cuba: El artículo anterior es una colaboración de
la periodista independiente Shelyn Rojas con este medio informativo.
Agradecemos al compatriota Pablo Rodríguez, www.payolibre.com, el
reenvío del mismo y también la foto de su autora.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=7729

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    November 2006
    M T W T F S S
    « Oct   Dec »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives