Comités de represión

Comercio y Calidad de Vida

Comercio y Calidad de Vida
2007-02-26.
Juan Mario Rodríguez, Corresponsal en la isla de Misceláneas de Cuba

La Habana.-La protección al cliente y la calidad de vida en Cuba son dos
asuntos que por éstos tiempos van de la mano, expuestos aquí y allá en
todos los medios de comunicación de la isla. Lo que sucede diariamente
en los establecimientos de Comercio donde se expenden los productos
normados de la canasta básica, desmiente los encendidos supuestos
objetivos y logros de la nueva campaña gubernamental.

Las vívidas declaraciones que siguen así lo hacen ver.

Según Yurina La Ronda, Jefa de la Zona de Comercio del Consejo Popular
Güinera ubicada en el municipio capitalino Arroyo Naranjo, en nuestra
localidad se realiza la protección al cliente. “Recepcionamos las
quejas, hacemos las encuestas, analizamos la situación, damos
respuestas, si hay necesidad de elevarla a la empresa se eleva…, hay
cosas que no tienen solución en la zona y la elevamos a la empresa”.
¡Puras mentiras!

A la pregunta ¿cómo puede el cliente comprobar que lo que le despacharon
es correcto? La Ronda argumentó que “por lo regular ellos llegan hasta
aquí. Cuando yo he tenido casos…, el consumidor no conoce de eso. En
realidad no puede salir de los tres metros de la unidad, y si tienes
dudas tienes que llamar por teléfono para que vaya un inspector y te
compruebe el peso”.

La funcionaria reiteró que “debe ser así, pero bueno, como que el
consumidor no conoce eso y por lo regular vienen a dar la queja aquí a
la zona, nosotros le comprobamos el peso aquí en la zona y cuando existe
problema se lo viramos para atrás y mandamos a completar el peso”.
Menudo trámite. Lo que La Ronda no declaró es que casi siempre se
comprueba que los pesajes hechos en las unidades son “correctos”, aún
cuando la vida útil de las balanzas superan los límites de suficiencia.

Sobre las violaciones graves que pueden causar la pérdida de la plaza en
que incurren algunos empleados, la jefa admitió que “existen muchas:
violación de precios, violación de normas, ausencias, maltrato al
consumidor de palabras y de hecho”. De esto se infiere que el sector
está plagado de intocables e inamovibles.

Los dependientes de Comercio están incluidos en la lista de trabajadores
que devengan el mínimo salarial, equivalente a 255 pesos. No obstante,
esos menesteres son muy codiciados.

El servicio que prestan las unidades de Comercio es pésimo: la mayoría
de las instalaciones se encuentran en estado ruinoso (compárense con las
tiendas recaudadoras de divisas); carencia de básculas y balanzas
exactas (sistema métrico decimal y sistema inglés);los productos que
ofertan están reducidos a 6 libras de arroz, unas pocas onzas de granos,
cinco libras de azúcar, 115 gramos de café, diez huevos y una libra de
pollo por consumidor mensualmente; el contagioso mal estado anímico de
los dependientes, las groserías y el ambiente de impunidad que reina en
la vital empresa es notorio.

Cabe señalar que detrás de todas esas violaciones están las
organizaciones de masas del gobierno -Partido Comunista, Poder Popular,
Comité de Defensa de la Revolución (CDR)-, conocedoras y cómplices en
los maltratos al pueblo.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=8875

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    February 2007
    M T W T F S S
    « Jan   Mar »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives