Comités de represión

Tremenda respuesta!

¡Tremenda respuesta!

Juan Carlos Reyes Ocaña, Holguín Press

HOLGUIN, Cuba, diciembre (www.cubanet.org) – Si a una persona que vive
en un país libre y democrático le dijeran que debido a la crisis
económica de una determinada nación el gobierno organizó un grupo de
respuesta rápida, quizás lo asocie con team de economistas, empresarios
y personas de negocio que intentan inyectar capital u otras medidas
racionales para sacar a flote esa economía.

Pero si le explicaran que el llamado grupo no es más que cierta cantidad
de individuos armados con garrotes para reprimir a los ciudadanos que
critiquen abiertamente la pasividad de ese gobierno ante dicha crisis,
entonces quedaría estupefacto y comprendería lo eufemístico que es el
nombre de tan repugnante grupo.

El sistema económico y financiero en Cuba atraviesa por uno de sus
peores momentos. Los tres últimos ciclones que devastaron gran parte de
la isla, vinieron a agudizar más la crisis ya existente. A esto se suma
la negativa del clan Castro de permitir alguna apertura económica.

Toda esta problemática ha generado gran malestar dentro de la sociedad
civil. Muchas personas dejan el miedo a un lado manifestando
públicamente su descontento. Por su lado, el régimen, temeroso de perder
su poder, muestra su lado más obscuro echando a las calles los llamados
grupos de respuesta rápida.

Fue por eso que en días pasados se desarrolló en la deportiva
Pedro Díaz Coello, en Holguín, una reunión con el primer secretario del
partido, en la cual participaron los cabecillas de esas brigadas
paramilitares en conjunto con otros factores asociados a ellos.

Dentro del recinto deportivo quedó estructurado el plan de acción, así
como las plantillas y misiones a seguir de cada integrante de grupo,
quedando conformado de la siguiente manera:

Cada zona o localidad municipal debe tener una de respuesta rápida
de no menos de 50 miembros. Éstos serán ejecutivos del Comité de Defensa
de la Revolución (CDR) y otros cederistas de "prestigio y autoridad" de
la zona. Es decir, los más delatores y comprometidos con el régimen.

El primer jefe será el coordinador de la zona, quien viene siendo la
segunda figura política después del delegado del barrio; como segundo
jefe se designó al responsable de vigilancia.

Los grupos serán activados y dirigidos por el Partido Comunista en cada
municipio, y ante cualquier emergencia deben tener un plan de aviso, y
lo más importante, los instrumentos a utilizar para la defensa. Aquí se
incluyen los garrotes, cabillas y piedras para reprimir.

La misión de los "brigadistas rápidos" es "enfrentar y liquidar
cualquier manifestación contrarrevolucionaria en su área o fuera de
ella". Entiéndase por contrarrevolucionaria cualquier manifestación de
crítica pública o reclamo popular hacía el régimen.

Como último punto se acordó en dicho encuentro entregar a cada
coordinador un listado de los posibles desafectos al gobierno para que
se establezca una constante vigilancia y seguimiento de cada individuo.

Nada, que esta puede ser la respuesta para algunos mandatarios ilusos
que confían en el nuevo gobernante cubano y piensan que en un futuro
inmediato, realice cambios dentro de la isla. No acaban de entender que
seguir perpetuándose en el poder es su único objetivo, aunque para
lograrlo tengan que apalear a un pueblo entero.

Así que, ¡cubanos, a prepararnos!, porque el que se atreva a criticar
los métodos del general recibirá como respuesta más de 50 garrotazos y
cualquier cantidad de epítetos por parte de las brigadas. ¡Tremenda
respuesta!

http://www.cubanet.org/CNews/y08/dic08/03_C_2.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    December 2008
    M T W T F S S
    « Oct   Jan »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives