Comités de represión

CUBA, DESPUÉS DEL CONCIERTO

CUBA, DESPUÉS DEL CONCIERTO
2009-10-06.
Adolfo Pablo Borrazá Chaple,

(www.miscelaneasdecuba.net).- Juanes dio su concierto, el polémico, el
de la discordia, el de la paz, en fin, lo dio. Un evento como se
esperaba, con muchos mensajes, ilusión, esperanza, consejos y hasta dos
o tres frases ambiguas se exclamaron.

Han pasado ya 15 días desde que en la plaza de la revolución se oyera
otra voz que no fuera la del régimen comunista, exceptuando la bendita
oratoria del santísimo Juan Pablo II. Todo en cuba sigue igual.

Se ha escrito mucho desde entonces acá, las musas han bajado en
desbandadas y han tomado la palabra en brazos de sus escritores
favoritos, toman cuerpo en la forma humana y expresan a la gente lo que
ellas piensan o creen. Nada, las manos escribanas se han movido mucho
por estos días.

Desacuerdos, críticas, ofensas, consenso, conciliación, un cable por
aquí., una opinión por allá, que si esto, que si aquello, pero en la
isla muy poca gente puede leer u oír la diversidad de opiniones en torno
al concierto.

En Cuba todo sigue igual. ¡Aparentemente! Personas que antes ni siquiera
movían los labios, ahora hacen una mueca de desagrado al sistema, las
miradas de desencantos, los rostros incrédulos ante cualquier noticia
oficialista que huela a mentira, muestran de que como bien dijeran
algunos de los cantantes en la plaza aquel día: is time to change.

Poco a poco se generaliza silenciosamente la desobediencia civil, la no
cooperación con el gobierno, la "revolución victoriosa, todopoderosa",
se esta fragmentando desde sus mismas entrañas, una masa corroída y
esclavizada esta abriendo sus ojos para darse cuenta de que esta "madre"
siempre fue la madrastra perversa que nos privo del amor de nuestro padre.

Por estos días se celebró un aniversario más de los Comités de Defensa
de la Revolución, CDR, una institución creada para espiar, informar,
dividir a la familia y hasta porque no, robar cuando las circunstancias
y el momento se den.

El entusiasmo de antaño disminuyó en esta conmemoración, muchas personas
no acudieron ni aportaron el exigido dinero para la fiesta, y mucho
menos cantaron alabanzas al régimen, la caldosa cederista que antes
sabia a gloria, hoy es pura hiel.

En los centros laborales nadie hace caso al General-Presidente, el
derroche de electricidad, la cual es unas de las prioridades no es
motivo para sacrificarse una vez más, y hasta bromas se gastan en las
cuadras con palabras "revolucionarias", haciendo alusión a los discurso
del convaleciente Fidel.

Contradictoriamente a lo que dicen los comunistas, el capitalismo se ha
ido introduciendo inconscientemente en las mentes de los cubanos, los
que vivían encima de la vida de los demás, hoy solo se ocupan de sus
problemas, a nadie le importa lo que pasa en casa del vecino, con
excepción de los CDR, "ese es su maletín" expresan.

El concierto de Juanes si influyó, a pesar de algunos comentarios
negativos, en la vida de los cubanos, en su final cuando el cantante
dijo dos veces, Cuba libre, Cuba libre, mucha gente empezó a gritar
, y por un momento cualquier cosa podía pasar en aquel
lugar, la tensión estuvo por encima de los cuarenta grados centígrados.

Eso fue la antesala a una Cuba libre de verdad, la juventud vio con sus
propios ojos lo felices que pueden ser cuando haya democracia, aunque
habían cientos de agentes vestidos de civiles, era un millón ciento
cincuenta mil los que allí presentes podían una vez terminado el
espectáculo exigir la libertad de la patria, sin contar con los millones
que lo estarían viendo por la televisión.

No se si fue estratagema de Juanes, o si inocentemente hizo lo que hizo,
pero su función logró que la puerta cerrada del totalitarismo dejara una
rendija abierta por la cual penetró un rayo de democracia, una esperanza
más verde que nunca, un futuro que aunque futuro, está muy presente.

Julio Iglesias quiere cantar si el pueblo se lo pide, que lo haga,
aunque para cantar le recomiendo que traiga a muchos invitados más que
como el serán bienvenido.

Realicen otro concierto y otro y otro, entonen, estimulen, aconsejen,
demuestren y hagan a feliz a Cuba, a su pueblo, despiértenlo con su
música para que pierdan el miedo que les queda y por fin se liberen de
las cadenas de hace cincuenta años.

Como dijo el colombiano: "si nosotros supimos vencer el miedo, esperamos
que ustedes también sepan vencerlos".

Ahí está, el dio el paso que le falta a los criollos, convidan a otro
evento maravilloso, den el empujón que necesita Cuba, traigan en sus
notas musicales letras que pongan a pensar a una población que le han
robado su cerebro y ha sido eunuco de unos faraones fantoches
pretendiendo ser inmortales, jugando a ser el Dios Todopoderoso.

Sean ustedes, músicos del mundo el Moisés de Cuba.Juanes dio su
concierto, el polémico, el de la discordia, el de la paz, en fin, lo
dio. Un evento como se esperaba, con muchos mensajes, ilusión,
esperanza, consejos y hasta dos o tres frases ambiguas se exclamó.

CUBA, DESPUÉS DEL CONCIERTO – Misceláneas de Cuba (6 October 2009)
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=23469

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    October 2009
    M T W T F S S
    « Sep   Nov »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives