Comités de represión

Decretarán la emergencia sanitaria?

¿Decretarán la emergencia sanitaria?
Jorge Olivera Castillo, Sindical Press

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) – Hay preocupación en las
esferas oficiales que atienden el rubro de la pública. Se sabe por
las reuniones convocadas por los Comités de Defensa de la Revolución
(CDR), a nivel de cuadra, para alertar sobre los peligros de infección y
las medidas a tomar ante cualquier síntoma de tos, fiebre o secreciones
nasales.

El asunto se maneja con un bajo perfil. No es conveniente ponerle todas
las luces a un problema que pondría en entredicho las presuntas
excelencias de esos servicios en todo el país. Basta con una tibia
cobertura, de lo que parece tener indicios de una inminente catástrofe
sanitaria.

A pesar del celo por ocultar la real dimensión de lo que acontece, ya se
comenta en las calles sobre los numerosos casos de gripe porcina,
conjuntivitis, y tuberculosis.
Hay cientos de personas ingresadas de todas las edades, incluso mujeres
en estado de gestación, ante las sospechas de haber contraído el virus A
H1N1.

Regularmente se transmiten mensajes, en los respectivos medios de
comunicación, con la idea de entrenar a la población para evitar la
proliferación de esas enfermedades.

Lavarse las manos, evitar la acumulación de en recipientes sin
cubierta, no frecuentar lugares donde haya aglomeración de personas, son
algunas de advertencias despachadas varias veces al día en la radio y la
televisión.

Estas indicaciones pasan inadvertidas. Muy pocos de los oyentes o
telespectadores muestran la debida disposición en cumplir con los
llamados a impedir un agravamiento de la realidad.

Las preocupaciones de los sectores vulnerables son fugaces. En el orden
de las prioridades del cubano de a pie, ocupan un lugar bien distante
hasta tanto no se obtengan noticias de la infestación de algún vecino o
de un integrante del núcleo familiar.

La relatividad con que el público asume las noticias generadas por la
maquinaria mediática del régimen, se basa en su proverbial tendencia a
la manipulación, algo que insta a decidirse por las dudas como una
manera de soslayar otra caída en las hondonadas de la mentira o en el
artificioso universo de las medias verdades.

En una parada de ómnibus, en la fila para comprar el pan o en cualquier
otro sitio donde converjan varias personas, es que ocurren las
correspondientes actualizaciones alrededor de los hechos más destacados
en ciudades y barrios, que se tocan tangencialmente o se eliminan de
noticiarios y boletines informativos.

Nadie espera información amplia y fidedigna del oficialismo, respecto a
un asunto que de seguir avanzando, podría dar al traste con una
emergencia humanitaria.

Algunas de las recomendaciones mueven a risa. Por ejemplo, eso de
soslayar los espacios donde exista gran afluencia de personas, podría
definirse como un soberano disparate.
Abordar un ómnibus en la capital, no importa de que ruta, sería la forma
más expedita de contaminarse.

El hacinamiento, los estornudos sin cubrirse la boca, y otros capítulos
de la mala educación, favorecen la propagación de virus y bacterias.
Definitivamente hay que exponerse a estos eventos, pues más de un millón
de capitalinos se trasladan a diario utilizando esos medios de
. Todavía la oferta, en el sector, se queda muy por debajo de
las demanda.

Son creíbles todas las referencias de jubilados, médicos, obreros, amas
de casa, enfermeras y estudiantes. Aparte de las suspicacias que generan
los rumores, hay bastante margen para sospechar que existe una crisis
epidemiológica en el interior de Cuba.

Los pésimos niveles de higiene ambiental en todos los municipios de
Ciudad de La Habana que incluye a no pocos centros hospitalarios, los
múltiples desagües de aguas albañales, la crónica falta de agua potable
en innumerables comunidades, las condiciones infrahumanas de
habitabilidad que soportan miles de familias al tener que convivir
varias generaciones bajo el mismo techo, el crónico incumplimiento de
las normas de salubridad en los centros gastronómicos.

Un breve repaso por estos paisajes de la decadencia, es suficiente para
reconocer que, en Cuba, las pandemias tienen las puertas abiertas de par
en par.

oliverajorge75@yahoo.com

Cuba: ¿Decretarán la emergencia sanitaria? (14 October 2009)
http://www.cubanet.org/CNews/y09/octubre09/14_C_1.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    October 2009
    M T W T F S S
    « Sep   Nov »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives