Comités de represión

Qué celebración!

¡Qué celebración!

[02-10-2012]

Hugo Araña

Corresponsal de Misceláneas de Cuba

(www.miscelaneasdecuba.net).- Un aniversario más de los (Comité de

Defensa de la Revolución) en este septiembre 28, pasó sin penas y

glorias en las cuadras que colindan con el hogar de este Periodista

Independiente, en su barrio de La perteneciente a la ciudad de

Matanzas.

Esto lo comprobé, cuando realicé un pequeño por 18 cuadras en horas de

la noche del 27, cuando se esperaba que los "cederistas" organizaran

el tradicional mejunje llamado caldosa y por supuesto, música para

ambientar la cuadra. Lo que sí puedo asegurar en que sólo dos

cuadras, me encontré que personas mayores, y recalco mayores, se

disponían a celebrar dicho acontecimiento.

En el resto, silencio, mucho silencio en las calles. Tal parecía que esa

noche anterior a la fecha, era una más sin ninguna connotación especial.

Por lo tanto, aunque no se diga por lo claro y mucho menos en alta voz,

para la población – y reitero por donde transité-, el 28 de septiembre

pasó sin penas ni glorias.

Esta situación por otra parte, en la prensa nacional el 26, 27 y 28,

leí ciertos artículos con la intención de reavivar los CDR y traerlo

al presente, y que vuelva a tener la pujanza que tuvieron en un momento

dado. Es decir, nadar contra la corriente, o en pocas palabras: el

globo se desinfló por sí solo.

Eso es lo que ha quedado de los famosos CDR. Una sigla revolucionaria

más, que en el pasado tuvo una nefasta influencia en la población de

verse vigilada a todas las horas del día y la noche; en un acoso

denigrante cuyos resultado fue separar no sólo a los vecinos pensasen

como pensasen, sino lo más lamentable, divisiones en la misma

familia cubana, viéndose de pronto como enemigos entre sí.

Este punto, ya por suerte superado bastante, al reconocerse que todo

fue una jugarreta del Gobierno para consolidarse, que con el tiempo,

ese que siempre pone las cosas en su lugar, hoy en día los CDR ni se

nombran, como si fuera una herejía medieval con su cuota adjunta de

vergüenza, por los actos que muchos de sus afiliados fueron obligados

a organizar como mítines de repudio, "pasear" por las calles con

cárteles colgados en el cuello a los que abandonaban el país, mientras

le tiraban lo que tuvieran a su disposición, que hasta con excrementos

los "maquillaban" , para que después con el tiempo, ésos mismos, por

aquí o por allá, cogían el mismo camino en una plena ironía.

Los CDR, si este Gobierno tuviera un poco de recato ante todo lo

sucedido, lo que debiera hacer es ni nombrar siquiera sus siglas, y que

el mismo tiempo se lo llevara al reino del olvido para el bien de todos

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=37265

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    October 2012
    M T W T F S S
    « Sep   Nov »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives