Comités de represión

Reforma migratoria: ¿Regalo de Reyes?

Reforma migratoria: ¿Regalo de Reyes?

Publicado el Sábado, 20 Octubre 2012 09:41

Por Carlos Cabrera Pérez

El gobierno cubano acaba de hacer una habilidosa jugada política de cara

a la próxima Cumbre Iberoamericana y las elecciones presidenciales en

Estados Unidos.

Aunque el régimen sigue conservando el control sobre quiénes entran y

salen, consigue poner la pelota en el tejado de Estados Unidos, Europa y

otras naciones, y refuerza su mano tendida a los emigrantes sinflictivos.

La tan llevada y traída reforma migratoria es uno de los cambios más

notables de los asumidos por Raúl Castro desde que heredó el poder de su

hermano enfermo en julio del 2006, porque revierte la tendencia

histórica de expropiar a los emigrados, rebaja los costes de tramitación

y deja de penalizar mensualmente a los que quieran vivir fuera de Cuba

hasta por dos años.

Y aunque son justas y atendibles las críticas que ha levantado el

anuncio por la discriminación en que sigue manteniendo a médicos,

deportistas de élite, científicos y opositores políticos, entre otros

segmentos de población, estamos ante un primer paso que entreabre una

puerta corroída por la telaraña de la lógica, pero que hasta ahora

estaba cerrada a cal y canto por el candado de lógica totalitaria.

Otra manera de vivir

La mayoría de los cubanos –incluso los castristas más consecuentes-

saben que hay otra manera de vivir, que hay otra manera de hacer las

cosas y que pese a la dura experiencia que es emigrar y vivir en tierra

ajena, sobre todo en épocas de crisis como al actual, al final el lazo

familiar y amistoso ha mostrado que por muy jodidos que estemos en el

capitalismo, siempre queda algo para socorrer a los seres queridos y

amistades en Cuba.

Con ese mero anuncio, Raúl Castro tiene garantizado un posible viaje

tranquilo a Cádiz, el próximo mes, en ocasión de la Cumbre

Iberoamericana, y no es descartable incluso que -si se decide a viajar-

antes expatrie a Ángel Carromero. De paso, como los electores

norteamericanos tienen que elegir entre Barack Obama y Mitt Romney,

también en noviembre, pues La Habana intentará vender el favor al

demócrata, menos complicado que el republicano para sus intereses

inmediatos.

Pero el anuncio también tiene una lectura interna: el raulato necesita

construir un consenso nacional implícito -y cuanto más amplio mejor-

antes de abrir el banderín de que usted también puede ser rico, siempre

que sea revolucionario. Eso permitiría a la gerontocracia hacerse

inmensamente rica, con la ironía de que el Hombre Nuevo (pitusa, gafas y

cerveza de marcas) ajeno a la política porque es "muy cochina", aplauda

con las orejas el new deal made in Viet Nam.

Si mañana los gobiernos extranjeros -ya el Departamento de Estado avisó

que no hará cambios en su política de visados- deciden denegar la

entrada a muchos cubanos, la culpa ya será de otros y no de la

maquinaria represiva del régimen. Pero esta alegría duraría poco, pues

el escenario menos deseable para el raulato es que haya muchos

descontentos sobremuriendo en la isla.

Lo que se avecina

Esteban Lazo y Bruno Rodríguez avisaron recientemente de que lo que se

avecina. El primero dijo que es lícito ganar dinero trabajando bien, en

alusión a un agricultor holguinero que cobró unos $15 mil dólares por su

cosecha de arroz; el segundo, en un encuentro con "emigrados

respetuosos" en Nueva York, avisó que están hartos de intermediarios,

que los cubanos exiliados no aplicamos para las grandes inversiones que

demanda el país y que están deseosos de llegar a acuerdos con grandes

empresas.

La medida de sustituir a robagallinas de todo el orbe con discursos

rosaditos para agradar a Fidel Castro por empresarios de verdad, no es

mala, pero choca con la memoria de expropiaciones castristas a los

legítimos dueños, con la norma legal de empresas mixtas donde-hasta

ahora- Cuba pone la dignidad y los extranjeros la pasta, y con los

jubilados del FARINT (MINFAR y MININT), prohijados por la dictadura del

proletariado en corporaciones extranjeras, que ahora se resisten a los

cambios porque ellos se quedan fuera del juego.

Curiosamente, Bruno Rodríguez ha sido tal vez la primera víctima

política del anuncio migratorio de su propio gobierno, porque el

canciller dijo hace menos de un mes que el sello habilitando el

pasaporte era suficiente como reforma migratoria, aunque no descartaban

seguir profundizando en las relaciones de la emigración con la patria.

Desde el martes 15 de octubre, el canciller es un venido a menos en real

política de la transformación casdtrista, pues entonces le mintió a

sabiendas a los emigrados respetuosos con que se reunió en Nueva York, o

simplemente no estaba en el ajo. Vamos, como para irse a tomar un café

con un señor así.

Sin pasaje al paraíso

Por tanto, se trata de un camino que debe comenzar a transitarse casi de

inmediato, aunque si fuera después de Fidel Castro enterrado y/o cremado

con todos los honores mejor aún, y que ahondará la fractura social de

Cuba, porque ya hay casi tres generaciones que se quedaron sin pasaje al

paraíso. Está claro que no podía iniciarse con una política migratoria

injusta, sobre todo, cuando una parte del consumidor final de los bienes

y servicios a crear serían los exiliados sinflictivos, sus familiares

subsidiados en la isla y los "mercenarios del imperio", que desde la

escena del aguacate en la ventana amenazan con convertirse en las nuevas

estrellas de Gedosiana Films.

El poder a corto y medio plazo en Cuba se jugará en 2013, y hay indicios

de que Raúl Castro y sus allegados han desechado pactar con los

fidelistas un reparto proporcional de la piñata. Los cachorros de GAESA

ya han descubierto el olor del dinero duro en abundancia y, cual tigres

cebados, no quieren compartir la presa con notables del ancien régime.

Y en este escenario, no es ocioso recordar que los principales recursos

del país están ya en manos de Sociedades Anónimas, registradas

convenientemente en el mapamundi. Aunque de momento desconocemos a los

titulares de las acciones, de seguro que estarán en manos

revolucionarias que acudieron a esa execrable fórmula del capitalismo

para burlar el criminal bloqueo yanqui y preservar el futuro que -como

bien sabemos- pertenece por entero al sociolismo (no es una errata).

Un horizonte de marinas, helipuertos, hípicas, hoteles, urbanizaciones

de lujo y campos de golf, cercanos a los polos turísticos, es un boccato

di cardinale como para ponerse a repartir con otros que llevan años de

ventaja, lucrándose con la pobreza y hasta de la miseria de la mayoría

de los cubanos. Pero antes de pegar el primer bocado había que intentar

tranquilizar a la parroquia emigrada, ofrecer señales al mundo de que el

cambio va, y de que va, va, no como los Diez Millones de 1970, y

anunciar a los cubanos de dentro el espejismo de que se abre el casino y

que hagan juego.

Eso sí, sin faltar a la guardia del CDR ni a los domingos de la defensa.

Ni cesar en la batalla por el regreso de los Cinco Héroes.

http://cafefuerte.com/opinion/opinion/puntos-de-vista/2270-reforma-migratoria-regalo-de-reyes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    October 2012
    M T W T F S S
    « Sep   Nov »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives