Comités de represión

Lo que me queda por robar – De la madera oriental al oro de Guaracabulla

Lo que me queda por robar: De la madera oriental al oro de Guaracabulla
Posted on 23 mayo, 2014
Por Daniel Benítez

Del tráfico de cedro y algarrobo a la excavación ilícita de oro, los
ladrones cubanos están demostrando su temeridad para explorar negocios
en lo que queda por robar en la isla.

El tráfico de madera de las provincias orientales con destino a La
Habana arrojó tres nuevos casos en menos de una semana, cuando las
autoridades en la provincia de Matanzas descubrieron los cargamentos en
plena Autopista Nacional.

No lejos de allí están los yacimientos de oro de Guaracabulla, cerca del
poblado villaclareño de Placetas, donde varias personas fueron detenidas
por la presunta apropiación ilícita del valioso metal tras un operativo
de seguimiento a “ïndisciplinas sociales” en el territorio.

Respecto al robo de madera, los traslados ilegales se realizaban por
medio de transportes estatales, donde los sospechosos ocultaban los
muebles y la madera aserrada entre el resto de la mercancía, según el
reporte oficial.

Según las autoridades en el primer camión, perteneciente al Ministerio
de Cultura, detrás de cajas de guante y paletas viajaban sin ensamblar
16 juegos de comedor de cedro.

Multas y detenciones

En el segundo vehículo de la empresa Servi Express de La Habana
-proveniente de Santiago de Cuba- se incautaron piezas de algarrobo sin
ensamblar de un sofá, 72 mesas, 56 sillones y 320 sillas.

Ambos vehículos fueron detenidos porque faltaba el sello en la factura
aunque si los tenían en las puertas traseras.

El tercer caso se detectó a bordo de una rastra perteneciente a la
Empresa de Transporte de La Habana, con origen de su viaje en Granma y
una carga inicial de sacos de polvo de arroz, donde se ocultaron 272
tablones de cedro y 22 tablones de teca. Toda la carga fue decomisada.

Según la información publicada, a los infractores se le aplicaron multas
de 750 pesos cubanos (CUP) mientras los choferes detenidos, cuya
identidad no fue revelada, están siendo procesados por actividad
económica ilícita.

Las autoridades no confirmaron que los tres casos estuvieran
relacionados y, al parecer, se trata de operaciones por separado, sin
vínculo entre sus gestores.

El aparente destino de la madera y los muebles era abastecer el mercado
negro capitalino, donde los muebles y las maderas preciosas tienen alta
demanda entre paladares, negocios privados y personal extranjero
radicado en la isla.

La quimera del oro

Respecto a la aventura del oro en los predios de Placetas, las personas
involucradas fueron detenidas y puestas bajo investigación, según
informaron medios oficiales.

La detección y captura de los implicados se produjo gracias a una
reunión entre vecinos y directivos de organismos y organizaciones
sociales,en la que se informó que desde hace varios meses “personas con
fines lucrativos venían socavando parcelas de terrenos en zonas aledañas
al poblado de Guaracabulla, donde existen pequeños yacimientos de oro”,
refirió la Agencia de Información Nacional.

Los buscadores de oro fueron detenidos y se encuentran en proceso de
investigación, segúb la Agencia de Información Nacional sin ofrecer
detalles sobre la identidad de los arrestados.

La reunión tuvo lugar como parte de un ejercicio nacional contra las
indisciplinas sociales, que se desarrolla a lo largo del país por
segundo año consecutivo, con intervención de los Comités de Defensa de
la Revolución (CDR).

Según la fiscalía provincial de Villa Clara, este tipo de conducta está
registrada en Código Penal vigente como “el delito de actividades
económicas ilícitas y el delito de hurto, con agravante si atentan
contra la salud y la economía de la nación.

El subsuelo del Estado

Maddiel Reyes, especialista de la Oficina Territorial de Recursos
Minerales, explicó que “el subsuelo es propiedad del Estado”, que es el
único autorizado a la extracción de minerales con fines investigativos y
explotación como lo estipula la Ley de Minas, aprobada en 1994.

Guaracabulla se encuentra ubicada en el centro geográfico de la isla. El
poblado, Sus minas comenzaron a explotarse en mayor escala en 1824,
principalmente los yacimientos de cobre de Melonera y El Descanso.

La aldea de San Atanacio de Guaracabulla recibió la designación de
pueblo el 24 de marzo de 1847. Actualmente es considerado un poblado
rural y tiene unos 1,660 habitantes, según estadísticas oficiales.

Pero aún en Guaracabulla, los cubanos están al tanto de los precios del
oro en el mercado mundial y tratan de buscar “reservas” seguras y
negocios de cualquier tipo para los tiempos que se avecinan, con la
anunciada unificación monetaria, que podría entrar en vigor a mediados
de año.

Source: Lo que me queda por robar: De la madera oriental al oro de
Guaracabulla | Café Fuerte –
http://cafefuerte.com/cuba/14649-lo-que-me-queda-por-robar-de-la-madera-oriental-al-oro-de-guaracabulla/

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    May 2014
    M T W T F S S
    « Apr   Jun »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives