Comités de represión

Piden un año de prisión para cómplice de atroz asesinato

Piden un año de prisión para cómplice de atroz asesinato
Luis Cino Álvarez
12 de Mayo de 2014 10:23

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Israel Marino Pérez Lugo, cómplice
de la mujer que el año pasado asesinó y descuartizó a su madre, se
encuentra en la calle desde hace meses. Cuando sea juzgado, la semana
próxima, pudiera ser condenado a sólo un año de privación de libertad.

Eloína Unzueta Cervantes y su esposo, Israel M. Pérez, ambos de 41 años,
serán juzgados por el asesinato de Hildelisa Cervantes Navarro, madre de
la primera, el lunes 12 de mayo en el Tribunal Municipal de Diez de
Octubre. La petición fiscal es de 25 años de cárcel para la primera y de
un año para el segundo.

Un familiar de la víctima comentó con indignación que a los cómplices de
los que matan a una res los condenan a varias veces más años de cárcel
que a Pérez Lugo por ayudar a descuartizar y enterrar el cadáver de su
suegra.

Mirna Cervantes, hermana de la víctima, atribuye la benignidad con que
ha sido tratado Pérez Lugo a que es hijo de un oficial retirado del
Ministerio del Interior, quien actualmente es miembro de la Asociación
de Combatientes de la Revolución.

Asegura Mirna Cervantes que en el caso ha habido muchas irregularidades
y manipulaciones. Sospecha que encubren a Pérez Lugo. Lo presentan como
sin antecedentes penales, cuando cumplió hace años una sanción por robo
con fuerza (ella tiene en su poder el documento de libertad condicional,
expedido en diciembre de 2003).

Además, en la petición fiscal se alega que no se encontraba presente
cuando ocurrió el crimen; que cuando regresó a la casa, se encontró ante
un hecho consumado y que estaba exento de hacer la denuncia por ser el
esposo de la criminal.

Una vecina del edificio 11 donde residían, en la calle Camilo Cienfuegos
entre Conil y Laurel, Reparto Eléctrico, en el municipio capitalino
Arroyo Naranjo, asegura que la mañana del asesinato, ocurrido el primero
de junio de 2013, escuchó gritos y ruidos en la casa y luego vio salir
muy nervioso a Pérez Lugo.

Las broncas eran muy frecuentes en la casa. Mirna Cervantes asegura que
Eloina Unzueta solía maltratar a su madre, de 67 años, y que en varias
ocasiones la golpeó.

Se cree que Eloina Unzueta mató a su madre para quedarse con su dinero y
sus pertenencias.

Hildelisa Cervantes, que viajó en varias ocasiones a Italia, había
adoptado la nacionalidad italiana en el año 2008. Una hija suya vive en
ese país desde hace años.

En 2011, al regreso de uno de los viajes, la anciana se encontró que
otro de sus hijos, Eduardo Valdés, le había robado todas sus
pertenencias y las había vendido, según se descubrió luego en las
investigaciones, a un oficial de la policía y un funcionario de Inmigración.

Mirna Cervantes denunció a la PNR la desaparición de su hermana el 5 de
junio. La policía demoró 17 días en ir a la casa en busca de evidencias.

Luego, demoraron tres meses y 21 días en encontrar el cadáver. Lo
hallaron enterrado en una finca, al fondo de la casa de los padres de
Israel Pérez Lugo, en El Volcán, cerca de Managua, al sur de La Habana.

Poco después, cuando atraparon a los asesinos, Pérez Lugo confesó que
había pagado a un chofer para que en su auto trasladara hasta allí el
cadáver descuartizado de su suegra. Al chofer le explicó que aquellos
bultos eran sus pertenencias, que se llevaba a casa de sus padres porque
se había separado de su esposa.

Mirna Cervantes asegura que la policía no le informó cuando encontraron
el cuerpo desmembrado de su hermana ni tampoco cuando atraparon a los
asesinos.

Refiere que a su hermana la enterraron en una bóveda colectiva del
cementerio de Colón, con varios muertos encima, según sospecha, para
dificultar la exhumación en caso de que haya que hacerla.

Falta la cabeza de la occisa, que permanecerá en Medicina Legal mientras
dure la investigación.

Los forenses determinaron que la víctima recibió cuatro golpes en la
cabeza. El cuarto fue el que la mató. Fue de tal magnitud, que además de
destrozarle el cráneo a la anciana, abrió un hueco en la puerta del
baño. Mirna Cervantes asegura que un golpe tan fuerte tiene que haber
sido asestado por un hombre.

Inicialmente dijeron que los golpes fueron con un martillo que se partió
al cuarto golpe, pero luego, el instructor policial del caso, el oficial
Gámez, del DTI, aseguró que fue con una mandarria.

Mirna Cervantes asegura que lo que se dice en la petición fiscal se
contradice con lo que le dijeron a ella y a la presidenta del CDR
durante la re-inspección que hicieron en el lugar de los hechos, por lo
que se niega a firmar. “No voy a refrendar esas mentiras. Exijo claridad
y justicia”, dijo.

luicino2012@gmail.com

Source: “PayoLibre.com – Cuba -” –
http://payolibre.com/noticias/noticias2.php?id=10026

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    May 2014
    M T W T F S S
    « Apr   Jun »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives