Comités de represión

Que las puertas se abran sin condiciones

Que las puertas se abran sin condiciones
MARTES, 03 DE JUNIO DE 2014 11:21 ESCRITO POR HUGO ARAÑA

Cuba actualidad, Matanzas, (PD) En estos días se celebró por toda la
Isla una serie de actividades sobre la campaña contra la homofobia, que
lleva a cabo la Dra. Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional
de Educación Sexual (CENESEX). Los medios informativos no han estado
mudos al respecto; hasta un programa como la “Mesa Redonda” dedicó un
espacio al tema.

Es válido el intento de que al fin nuestros conciudadanos miren sin
complejos a quienes escogen otra opción sexual, ya que el cubano de por
sí es bastante machista. Pero tengamos presente que dicha labor no será
fácil, pues todavía se observan actitudes negativas contra estos cubanos
y cubanas pese a ciertos logros conseguidos. Por lo cual pensamos que
queda mucho, pero mucho trabajo por delante, y la familia cubana sin
lugar a dudas debería involucrarse aún más en este esfuerzo.

Por supuesto, y sin hacer mucha historia, no vayamos a creer que estas
actitudes son exclusivas de nuestra Isla, ya que el origen de la
homosexualidad se pierde en la Historia del hombre. En América, con la
entrada de los europeos, vino también la homofobia, encubierta o no,
pues en Europa los homosexuales eran condenados tenazmente por la
Iglesia Católica.

En Cuba, esta condición es “bautizada” con los más denigrantes epítetos,
principalmente por los hombres, implacables con los seres humanos que
han adoptado una actitud diferente en relación al sexo, lo cual la
propia Dra. Castro al parecer reconoce.

Hay que anotar que, con la elegancia que siempre muestra en sus
alegatos, Mariela Castro no encausa a éste o aquél, sino que habla en
sentido general, quizás para ocultar que el mismo Gobierno al cual
pertenece, no hace mucho -en los años sesentas y setentas- desencadenó
una ola represiva –recuérdese la operación policial conocida como “las
tres P” (putas, pájaros y pederastas)-, donde hubo desde destierros
hasta suicidios, en numerosas ocasiones los Comités de Defensa de la
Revolución (CDR) les hicieron actos de repudio en la misma puerta de sus
hogares, e incluso muchos fueron recluidos en campos de trabajos
forzados, principalmente en la provincia de Camagüey, con el propósito
de “convertirlos en hombres” (Revista Tablas, Cuba, No. 4, 2012).

Estas denigrantes acciones de corte fascista (no tienen otro
calificativo), sin lugar a dudas incrementaron en la población el odio,
la burla y la repulsa hacia estos hombres y mujeres que adoptaban otras
actitudes sexuales, cuyo resultado de seguro la Dra. Castro Espín tendrá
en cuenta también, aunque no lo mencione.

Y no es que queramos ser fatalistas en relación a este asunto que ha
alcanzado gran relevancia social y humana (¡y hasta política!). Sean
como sean e independientemente de su comportamiento, estas personas no
ofenden a nadie, y son miembros también de esta sociedad variada y
heterogénea que somos.

De todos modos al CENESEX le queda mucho por andar para hacer disminuir
en lo posible posiciones negativas contra los homosexuales, y que sean
vistos y tratados como lo que son: seres humanos que conviven a nuestro
lado y que pueden incluso tendernos la mano al cruzar la calle o
brindarnos una palabra de fe y esperanza para paliar de alguna manera la
situación que atraviesa nuestra Isla.

Para Cuba actualidad: ugosanchoyerto@gmail.com

Source: Que las puertas se abran sin condiciones | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente. –
http://www.primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/10763-que-las-puertas-se-abran-sin-condiciones.html

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    June 2014
    M T W T F S S
    « May   Jul »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives