Comités de represión

Primero de mayo – Una gran puesta en escena

Primero de mayo: Una gran puesta en escena
“Claro que tengo que ir al desfile, ¿tú quieres que me quiten el
estímulo del mes?”
viernes, mayo 1, 2015 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba. -Sin mencionar la oleada de desempleo que afecta a
todas las empresas cubanas, los bajos salarios, las malas condiciones
laborales y el acoso constante a los trabajadores por cuenta propia, la
prensa oficial cubana dedica grandes espacios a la “celebración” del Día
de los Trabajadores este 1 de Mayo. El propio gobierno asegura que la
Plaza de la Revolución será el escenario del mayor desfile de todos los
tiempos, basado en las presiones que han comenzado a ejercer, mediante
los sindicatos y los núcleos del Partido Comunista, sobre los obreros y
estudiantes.

Por toda la ciudad las brigadas de propaganda comienzan a desplegar
inmensos carteles alegóricos que las personas ni siquiera se detienen a
observar porque ya es más de lo mismo y todos saben que la
“participación masiva” en las marchas oficialistas es el resultado de la
coacción y no de la voluntad individual, como asegura Juan Carlos, un
trabajador de una brigada de construcción que ha sido movilizada para
las tareas de preparación de los “festejos”:

“Claro que tengo que ir al desfile, ¿tú quieres que me quiten el
estímulo del mes? A nosotros nos lo dijeron bien clarito, al que no vaya
se le descuenta [del salario] porque te lo ponen como día laboral. (…)
Ahora mismo, esto que estamos haciendo, es por amor al arte porque lo
consideran labores de apoyo y no ganamos casi nada. Todos estos son días
perdidos”.

Contrario a los testimonios que aparecen en la televisión nacional,
cuando preguntamos a las personas en la calle y les aseguramos que no
somos un medio de prensa oficialista, algunos confiesan que no
participan del desfile por voluntad propia sino bajo presiones de los
jefes y de las llamadas “organizaciones de masas”. Para Miriela,
trabajadora de una TRD [Tiendas Recaudadoras de Divisas, perteneciente
al Grupo Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias], no hay
escapatoria:

“Si no pasaran lista y no amenazaran con descontar el salario, la Plaza
se quedaba vacía. Para quitarse toda esa candela de arriba es mejor ir y
ya, porque después no es fácil. Yo a veces he ido hasta el punto donde
nos recoge la guagua, doy el nombre, espero que me vean los chismosos y
después hago como que voy al baño y me pierdo. Así hace una pila de
gente [muchas personas], pero hay veces que no he podido escaparme y
entonces cuando paso frente a la tribuna con la banderita digo bajito:
me cago en la madre que los parió”.

Aunque Michel no es trabajador sino un estudiante universitario, está
obligado a ir a la marcha. Como los anteriores entrevistados, nos ha
pedido que no publiquemos sus apellidos ni su imagen por temor a
represalias:

“Dicen que como apoyo a los trabajadores”, comenta Michel, “pero es para
que hagamos bulto y se vean caras jóvenes. No hay otra forma de llenar
eso si no es presionando. Yo soy militante [de la Unión de Jóvenes
Comunistas] y es una candela decir que no, me puedo buscar un lio
tremendo y yo voy ya para 5to. [último año de la carrera] y no quiero
que a última hora me jodan por esas cosas. Pero cuando empiece a
trabajar dejo el carné. Lo que pasa es que cuando empecé en la
universidad me cogieron de bobo (…). Sí me puedo buscar problemas. Me
pueden dar una mala ubicación [empleo] o afectarme en el escalafón, y ya
yo he tenido algunos problemas”.

Aunque la mayoría de los entrevistados confesaron que asistirán a la
marcha para “quitarse un problema de encima” o acumular méritos para
aspirar a un mejor puesto o, simplemente, porque no les gusta
“señalarse” [caer bajo sospecha de disidencia], hay otros que afirman no
importarles las consecuencias de sus rebeldías, incluso aceptan que sus
acciones son desafiantes. El joven Orlando, que trabaja en una
cooperativa pesquera en un embalse de La Habana, dice que no asistirá y
que jamás ha ido a un desfile. Aunque no ha puesto reparos en que
publiquemos su imagen, preferimos ocultar su rostro para evitar que sea
castigado por sus valientes opiniones:

“¿Qué van a hacerme? Sacarme de la cooperativa. Me voy y pesco por muy
cuenta. Yo sí no creo en amenazas. Que se dejen de tanto desfile y cosas
de esas y se pongan a pinchar [trabajar] eso es lo que hay que hacer.
Todo lo que se gastan en el desfile y en hacer reuniones para el
desfile, que lo gasten en darle de comer a la gente. (…) Habrá que poner
miles de ambulancias en la plaza para que recojan a los desmayados. Aquí
dijeron que iban a dar un pan con jamón y una latica de refresco, eso es
tratar a la gente como muertos de hambre. El pan y el refresco me lo
compro yo. Y si quieren que yo no pesque más, van a tener que secar la
presa. Yo no me meto en política, así que ellos no se metan conmigo
porque no soy ni del Sindicato ni de los CDR ni de nada. Lo mío es pescar”.

Mientras tanto, en las calles de Cuba los indigentes, entre ellos muchos
ancianos, se vuelven multitud y en los centros de trabajo continúan las
reuniones con los obreros y profesionales para “comprometerlos” con la
asistencia al desfile. Aunque se habla de reajustes salariales, de
personal “disponible” [desempleados] y de falta de recursos, en estos
días las empresas estatales y los ministerios gastan grandes sumas en la
impresión de pancartas, la compra de pulóveres, banderas y en todo tipo
de materiales y artificios para la puesta en escena de esa obra teatral
dirigida por el gobierno donde todos los actores parecen felices a pesar
de la miseria de sus vidas.

Source: Primero de mayo: Una gran puesta en escena | Cubanet –
http://www.cubanet.org/destacados/primero-de-mayo-una-gran-puesta-en-escena/

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    May 2015
    M T W T F S S
    « Apr   Jun »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives