Comités de represión

Reparto Villa Elena, Guanabacoa -‘Aquí el agua es un bien de lujo’

Reparto Villa Elena, Guanabacoa: ‘Aquí el agua es un bien de lujo’
ADRIANA ZAMORA | La Habana | 16 Jun 2015 – 4:56 pm.

Residentes se quejan de que el Acueducto alega roturas y las pipas
‘nunca llegan’, excepto si hay dinero por medio. ‘Se burlan de nosotros.
He llegado a pensar que lo hacen para crear descontento’, dice una vecina.

En el Reparto Villa Elena, de Guanabacoa, el agua es un bien de lujo.
Algunos vecinos cargan cubos de la cisterna de la derruida panadería y
con ellos limpian sus hogares, se bañan y hasta lavan la ropa.

“Menos mal que en esa cisterna se acumula el agua cuando la ponen, y los
trabajadores de la panadería cooperan con nosotros”, comenta una vecina,
joven madre de dos niños pequeños. “Se supone que pongan el agua cada
dos días, pero se pueden saltar tres frecuencias y no ponerla. Eso son
seis días sin agua”, asegura.

“Cuando la ponen, no tiene fuerza, le llega a los vecinos que tienen
cisterna, pero los que tenemos tanques, no la vemos. Cuando se pasan
varios días sin ponerla, que es lo más habitual, hasta los que tienen
cisterna se quedan en eso”, añade.

‘Cuando llegan las elecciones el agua se bota de los tanques’

Una adolescente con uniforme de secundaria aparece en la puerta con un
pomo, pidiendo un poco de agua potable. “De madre”, se queja, “llegué de
la prueba con tremenda sed y no hay ni gota en el refrigerador”. Por la
mañana, “tuve que sacarle los guajacones al agua de la panadería para
poder lavarme los dientes y salir para la escuela”.

Una vecina de la calle Mango, alterada, declara: “No me preguntes por el
problema del agua, que esto ya es un descaro. Cuando no es el gato, es
el perro”.

“El delegado es un descarado, que no hace nada. Y cuando llegan las
elecciones el agua se bota de los tanques. A mí que me metan presa, pero
el otro día pedí prestado un motor y me robé un poco de agua para llenar
mis tanques, porque ya no podía más. Mucho bla bla bla, pero el pueblo
es el que pasa miseria y necesidad”, dice.

La madre de la adolescente confirma la situación con el delegado. “Ese
hombre ni habla con los vecinos. El que teníamos antes, Guillermo, si
daba la cara por nosotros. Aunque no le hicieran caso, él luchaba. Pero
eso caía mal y le hicieron campañita para quitarlo”.

“Y así estamos; cuando llamas al Acueducto te dicen que hay roturas y
que pidas una pipa. En las pipas te dicen que te la van a mandar, que ya
está en camino, vaya, y nunca llega. Se burlan de nosotros. Yo he
llegado a pensar que lo hacen a propósito, para crear descontento”, opina.

La lomita de Calle B

En Calle B entre Central y Santa María, la situación es incluso peor. La
mitad de la cuadra no recibe agua hace dos años. “Yo busco el agua
potable en el Reparto Nalón. Desde allá cargo los pomos todos los días y
comparto con los vecinos que están peor que yo, porque a mí de vez en
cuando me entra, aunque no llegue a los tanques porque no tiene fuerza.
Pero de mi casa para arriba, en esa lomita, nunca entra”, asegura una
jovencita.

“En Acueducto nos han puesto en un plan de pipas ‘eventuales’, que nunca
llegan. Dicen ellos que ‘hasta que se resuelva el problema’, pero no
sabemos cuál es el problema, cuando preguntamos no nos quieren decir”,
relata.

En esta cuadra, la presidenta del CDR y Rosa, una vecina, han hecho
gestiones con todas las instancias, sin resultado. “Ahora le echan la
culpa a un salidero que hay por la Calle A y a las reparaciones en El
Gato, pero eso es de hace un mes, y el problema de nosotros lleva años”,
se queja Rosa.

‘Si pagas 10 o 12 CUC, enseguida aparecen’

La respuesta del Poder Popular y del Partido Municipal es siempre que
“llamen a Acueducto”.

“Pero en Acueducto te dan vaselina y no hacen nada, o dejan el teléfono
descolgado”, dice Rosa. “En las pipas, nunca tienen, pero si pagas 10 o
12 CUC, enseguida aparecen”.

Los vecinos han echado mano de todo lo que pueden: motores, mangueras
que atraviesan la cuadra y hasta improvisadas canales para aprovechar el
agua de lluvia. Han llamado al periódico Granma y a Radio Rebelde. Esta
emisora reportó sobre problema, pero no hubo resultado.

“Yo te voy a explicar lo que pasa”, dice Rosa. “No ponen el agua a toda
su capacidad y por eso no sube esta lomita. Cuando hay sequía se puede
entender, pero ahora mismo no hay sequía”.

“Nosotros lo comprobamos unos días antes del Día de las Madres, cuando
murió la mamá de la presidenta del CDR. Fue de meningo bacteriana y eso
es contagioso, así que había que desinfectar bien la casa, donde viven
hasta niños chiquitos. Desde la funeraria misma llamamos a Acueducto y
les dijimos que si no querían que se convirtiera en un problema
epidemiológico y hasta político, pusieran el agua. Primero mandaron
pipas, ese mismo día. Después pusieron el agua, con una presión que
hasta se botaron los tanques y las cisternas de la gente que tiene.
¿Entonces?”, cuestiona.

“Demostrado que sí se puede, que lo de las roturas es una justificación.
La conclusión lógica es que no nos ponen el agua porque no les da la
gana, porque les gusta vernos pasar trabajo”, concluye.

Source: Reparto Villa Elena, Guanabacoa: ‘Aquí el agua es un bien de
lujo’ | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1434470198_15185.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recent Comments
    Calendar
    June 2015
    M T W T F S S
    « May   Jul »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
    Archives