Comités de represión

Reparto Eléctrico – sin agua y con mucha basura

Reparto Eléctrico: sin agua y con mucha basura
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 19 de Julio de 2016 – 08:48 CEST.

Los municipios habaneros Arroyo Naranjo, Habana Vieja y Diez de Octubre
han sido los más afectados durante el “periodo de sequía total”
decretado por el Gobierno a principios de este año.

La “crisis provocada por la actual sequía” ha obligado a que el servicio
de abastecimiento de agua potable a la población “se establezca cada
tres días y solo durante 12 horas en estos territorios. Tanto los
surtidores del Acueducto de Palatino como los manantiales de Cuenca Sur
están en cero”, informaron directivos de la empresa Aguas de La Habana.

“Pero los problemas del abastecimiento de agua también dejan claro que
ni los CDR ni las organizaciones de masas del Estado funcionan para
resolver problemas en las comunidades”, afirma Heriberto, teniente
coronel retirado y vecino del Reparto Eléctrico, en Arroyo Naranjo.

“En todas las reuniones se alerta a los delegados del Poder Popular y
demás autoridades sobre la proliferación de cisternas clandestinas y de
‘ladrones de agua’ que impiden a otros apartamentos recolectar agua
suficiente”, añade. “Pero los delegados son incompetentes, incapaces de
solucionar incluso las problemáticas más básicas como la recogida de
basura, que llega a acumularse en las aceras durante semanas”.

En agosto de 2015 la empresa Aguas de La Habana aseguró que tenía
previsto “un plan operativo para prevenir estas ilegalidades, más aún en
el actual periodo de sequía que atraviesa el país”.

José Ernesto, vecino del edificio 40 del Reparto Eléctrico, reconoce que
el desabastecimiento de agua “trae consigo una tensión ciudadana que
sobrepasa la agresión verbal”.

“En este edificio los problemas son anteriores a la sequía”, comenta.
“La cisterna apenas se llena los días que entra el agua y es acaparada
por los ‘ladrones de agua’ instalados en tres o cuatro apartamentos. Han
sucedido ya discusiones graves entre vecinos que resultarán en males
mayores de no resolverse el problema. Pero el CDR no ha convocado ni una
sola reunión para explicar, informar o hacer un llamado de atención. Sin
embargo para citar a la guardia cederista o a un trabajo voluntario se
personan puerta por puerta. Mientras tanto, muchas familias están
obligadas a cargar el agua desde más de 20 metros de distancia y viven
en un tercero, cuarto o quinto piso”.

Según indagaciones de varios vecinos, las líneas principales que
abastecen de agua potable al Reparto Eléctrico se instalaron antes del
crecimiento poblacional del territorio. Reestructurar el diámetro de
estas líneas, para que el agua llegue con más fuerza a las cisternas, es
una gestión que los delegados no han solucionado ante las autoridades
pertinentes.

“Todo parece indicar que la firma de aprobación para estos arreglos
tiene que darla Fidel Castro”, denuncia Isabel Mesa. “Más de dos años
llevan los delegados en esa gestión y la respuesta siempre es la misma:
‘Esa queja está elevada'”.

Y agrega enseguida: “Imagino que deba estar en el mismo globo de la
recogida de basura, el alumbrado público y el estado depauperado de
todas las calles del reparto. Así cualquiera es delegado, elevando
globos y resolviendo nada”.

El Reparto Eléctrico, que también ha experimentado en los últimos tres
años un incremento alarmante en los índices de violencia, se ha visto
seriamente afectado por el déficit de su alumbrado público, el estado
intransitable de las calles y la acumulación de desechos sólidos, que
llegan a permanecer sin recogida durante semanas.

Sube el precio del agua en el mercado negro

Con la crisis en el abastecimiento de agua potable se ha acrecentado el
negocio clandestino de las pipas (camiones cisternas) de agua. En agosto
de 2015 la tarifa por llenar una cisterna era de 10 CUC, actualmente es
de 20 CUC.

Mario Silva relata: “Cada edificio tiene 30 apartamentos y con una sola
pipa no alcanza para la semana. No todos los vecinos tienen disposición
de sumarse a la colecta para alquilar al menos tres pipas. Por otro
lado, resolver el problema con la línea principal, que atraviesa la vía
pública, cuesta como mínimo 100 CUC. Es un dilema, o esperamos la
autorización del Gobierno o pagamos todo ese dineral”.

“Vivimos entre salideros de aguas albañales y matorrales, resolviendo
con ilegalidades mientras el CDR y los delegados solo viven interesados
por el cumplimiento de las donaciones de sangre, las pruebas citológicas
masivas, convocando marchas y reclutando adolescentes”, se queja Alina.

“Es un crimen que tengas que llegar del trabajo y tener que cargar agua,
casi a media cuadra, para lavarte el culo y poder cocinar. Es un crimen
que tengas que desprenderte de la mitad de tu salario para poder
‘comprar una pipa’. Es un crimen ir al policlínico que está rodeado de
montañas de basura, o correr el riesgo de romperte un hueso de noche
porque las calles son intransitables y no hay un solo foco”.

Alina respira hondo: “¿Esto es ‘revolución’? La sequía será de ahora,
pero el problema tiene más de 50 años”.

Source: Reparto Eléctrico: sin agua y con mucha basura | Diario de Cuba
www.diariodecuba.com/cuba/1468453119_23824.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate (from Es)
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments
    Calendar
    July 2016
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.